Maximalismo

#Comunal #Cooperativismo

#Colectividades

Colectividades

Cooperativas y explotaciones en régimen comunal puestas en pie por trabajadores

¿Qué hacemos?

Investigar

Localizamos, estudiamos y sintetizamos las experiencias pasadas para hacerlas útiles hoy

Formar

Editamos y publicamos materiales educativos, organizamos charlas y seminarios y ofrecemos formación gratuita

Organizar

Acompañamos y reforzamos inciativas que crean colectividad y comunal

Próximas charlas y talleres

24

Jun

2022

Taller intensivo para dinamizadores

  • Apertura: Viernes 24, 17:00 hh
  • Cierre: Domingo 26, 12:00 hh
  • Lugar: Casa rural en la provincia de Badajoz

Metodología para, a partir del análisis de las necesidades concretas detectadas y de los medios y compromisos disponibles, establecer procedimientos de organización cooperativa capaces de desarrollar y asentar un comunal colectivo sostenible.

Programa y materiales
Anteriores eventos, charlas y talleres
¿Quieres unirte a alguna convocatoria? ¿Quieres proponernos organizar una charla o taller en tu pueblo o ciudad?

Escríbenos o mándanos un mensaje por Telegram y cuéntanos.

Cuadernos Maximalistas

Nuestros «cuadernos» son monografías que sintetizan la documentación de nuestros trabajos, experiencias, conversaciones y debates.

Sirven como material de trabajo y a veces como guión en nuestros cursos y seminarios.

Publicamos una media de dos cuadernos al año, tanto en papel (BN sin ilustraciones), como en formato digital (pdf a color con ilustraciones).

Colectividades del 1 al 7

Recolección de principios, fundamentos, compromisos, espacios y tiempos de las colectividades maximalistas. 24 páginas. Color.

Epicureismo para comuneros

Reinterpretando el pensamiento epicúreo desde su organización comunal en torno a «los huertos». 64 páginas. Color.

Breve historia de las colectividades

Desde las últimas tierras comunales hasta hoy pasando por las Internacionales, el kibutz o la Revolución española. 128 páginas. Color.

¿Por dónde empezar?

Apuntes para dinamizadores cooperativos. 70 páginas. Color.

Las piedras de la IA

Cómo el juego del Go fue perseguido en Asia, navegó hasta Europa, se asentó en América, inspiró a científicos, heterodoxos y hackers, alimentó el boom de la Inteligencia Artificial y nos da pistas sobre el sentido de la vida en un mundo cada vez más inhumano. 112 páginas. Color.

Adlerianismo para comuneros

La teoría adleriana es comunitario-céntrica y solo por eso merecería ya la atención de cualquiera involucrado en las formas cooperativas de organización del trabajo. Pero es también una teoría modesta: no pretende tanto curar enfermedades mentales, como dar elementos para superar el sentimiento de inadecuación y la soledad y realizar nuestras tareas vitales: 80 páginas. Color.

Si te interesa algún título, envíanos un mensaje por Telegram o un email y te enviaremos una copia electrónica gratuita.

Las copias en papel se distribuyen exclusivamente entre nuestros socios y los participantes en nuestros talleres y seminarios.

Principios cooperativos maximalistas

01.

Abundancia

Los miembros de la cooperativa creemos que atender a las necesidades de todos y cada uno de los seres humanos no es solo un objetivo moral irrenunciable sino una posibilidad material al alcance de las generaciones presentes. Por ello, el objetivo de la abundancia debe dar forma y orientar nuestro hacer. Entre otras cosas, renunciamos por principio a la creación artificial de escasez y al establecimiento de monopolios sobre el conocimiento como modo de monetarizar nuestro trabajo y nos comprometemos a desarrollar el comunal social de conocimiento como parte de nuestra acción social colectiva.

02.

Primacía del trabajo

El cooperativismo de trabajo no es para nosotros una simple fórmula jurídica. Es la forma concreta y asequible para trabajar asociados como productores libres e iguales. En nuestra concepción, el trabajo es lo que da sentido social a los aportes de cada uno, construye comunidad y transforma la realidad global. Concebimos el cooperativismo como la forma de emancipar en lo posible nuestro propio trabajo productivo de condicionantes que reduzcan su significado a mera herramienta de rentabilidad de una inversión monetaria, propia o ajena.

03.

Desarollo del comunal cooperativo

El desarrollo del trabajo cooperativo produce en el tiempo una serie de bienes comunes, un comunal con muchas facetas: el conocimiento colectivo, la capacidad de resiliencia moral y material, el apoyo de la comunidad que nos rodea, el patrimonio de la cooperativa... En conjunto, este comunal es la medida del buen hacer de la cooperativa en el tiempo. Una parte de él -las reservas acumuladas- depende directamente de los excedentes producidos por la actividad en el mercado; otra -la vigencia y consciencia del conocimiento acumulado, la capacidad de aprendizaje, la fortaleza moral, el apoyo social- de un esfuerzo permanente por documentar, compartir, escuchar y mejorar. En nuestra experiencia y perspectiva ninguna de estas dimensiones puede concebirse como algo claramente separado de las demás. Aportar al comunal como un único bien colectivo, como el verdadero motor y objetivo del trabajo asociado, es para nosotros el compromiso y el principio fundamental de la vida cooperativa.

04.

Retribución suficiente e igualitaria

Nuestra cooperativa no tiene ánimo de lucro. Su objetivo no es distribuir la máxima cantidad posible de excedente entre sus miembros. El trabajo se retribuirá con principios de suficiencia -teniendo en cuenta las necesidades particulares- e igualdad, evitando la aparición de cualquier tipo de privilegios y grupos diferenciados por sus ingresos.

05.

Consenso

La cooperativa para nosotros es un metabolismo económico común y no un negocio más o menos puntual o recurrente, por eso debe orientarse sobre grandes líneas de consenso entre sus socios. Consensos sostenidos en valores morales y necesidades colectivas que han de tener en cuenta la realidad social que nos rodea. Aportar y desarrollar esos consensos es una responsabilidad en la que nos reconocemos todos y cada uno de los socios.

06.

Mejora de las condiciones materiales y culturales de los trabajadores y su entorno

Creemos que el compromiso social no puede ser simplemente estético o declarativo. Por eso nuestro esfuerzo difusor y nuestra capacidad económica debe contribuir sobre todo, al establecimiento de nuevas sociedades cooperativas de producción, pero también debe complementarse con iniciativas más amplias tendentes a mejorar las condiciones materiales y culturales de los trabajadores por medios cooperativos. La formación de aglomeraciones cooperativas que incluyan, sobre una base sólida de cooperativas de trabajo, cooperativas de enseñanza y formación continua, asociaciones de difusión cultural, cooperativas de consumo y otras formas de cooperación entre trabajadores, es un objetivo que tenemos presente como guía en nuestras decisiones cotidianas.

07.

No neutralismo

Los socios de la cooperativa compartimos como un ideal común aportar para que la producción social se convierta en un sistema armónico y vasto de trabajo cooperativo. Entendemos que para ello son indispensables cambios sociales generales, cambios de las condiciones generales de la sociedad a los que debemos aportar en la medida de nuestras fuerzas. Por eso no podemos aceptar la idea de que la cooperativa deba declararse neutral ante las grandes alternativas y dilemas a los que la Humanidad se enfrenta.

Contacto

Contacto